Operación de aumento mamario – MW Estética

aumento mamario sin cirugia, aumento mamario costo, operacion de mamas, implante mamario, implantes mamarios precios argentina, implantes mamarios complicaciones,

mirar este link

Nadie duda de la relevancia que tienen las mamas en la vida sexual de una mujer y en su autoestima. Y la verdad es que no todas las mujeres están conformes con el tamaño y la forma de sus pechos.

Los motivos para operarse van desde la reparación hasta la reasignación de género y la disminución de asimetría evidente, pasando por mejorar las mamas tras la lactancia o simplemente lograr un tamaño que haga sentir a la mujer cómoda con su imagen.

En esos casos, está la posibilidad recurrir a la mamoplastia de aumento

Por el contrario, está contraindicado en el caso de personas con trastornos dismórficos del cuerpo, que hace que quienes lo padezcan tengan una percepción equivocada de su mismo cuerpo y por eso se sometan continuamente a operaciones estéticas. Un profesional serio rechazará hacer esta clase de intervenciones.

En qué consiste

El aumento mamario o mamoplastia de aumento es un método quirúrgico que, a través de la inserción de una prótesis en el pecho, habilita a aumentar una o más tallas, hasta lograr un tamaño más deseable.

Con qué están hechas las prótesis

Aunque hay otras clases de implantes mamarios, los más utilizados y con más comprobación acerca de su seguridad son dos.

1. Implantes mamarios de silicona: estos son los más utilizados, las mujeres que se hacen la operación los eligen en más del 95% de los casos. Se demostró como el material con más seguridad para esta clase de intervenciones. La blandura del material, hace que la textura del pecho operado se asemeje mucho a la de la mama natural. La superficie del implante puede ser lisa o texturada. En algunos raros casos, tras la implantación la prótesis de silicona puede formar cápsula.

2. Implantes mamarios de suero: Son la alternativa a la silicona y no tienen las reacciones no deseadas de encapsulamiento, pero como desventaja, la prótesis puede perder tamaño o “desinflarse” por la pérdida del suero, y su textura es más dura que la de las prótesis de silicona.

Cuál es el tamaño conveniente

El tamaño queda en principio a deseo de la paciente, pero es conveniente que tome en cuenta la sugerencia del cirujano.

En la primera consulta, el cirujano plástico examina el tamaño, la piel, la forma, la contextura física y el estado de salud.

En relación con eso con eso, y según los deseos que la paciente deberá comunicar lo más abiertamente que pueda, el médico sugerirá un tamaño de prótesis.

También en la consulta se evalúan otras opciones de tratamiento, así como el lugar por donde se meterían las prótesis.

¿Por qué lugar se implantan las prótesis?

Se usan principalmente dos incisiones:
  • Vía areolar: la incisión se sitúa en el límite exterior de la aréola. Es la más usada porque permite camuflar mejor la cicatriz, al situarla en el límite de la áreola, donde la mama cambia mucho su color.
  • Vía submamaria: a través de una incisión situada en el surco submamario. Se usa cuando la aréola es demasiado pequeña o cuando por alguna razón la paciente así lo decide. La cicatriz igualmente queda disimulada en el pliegue o surco submamario.
Cómo se hace

Así, el aumento de mamas se hace por introducción de prótesis de silicona o de suero por el límite de la aréola o por el surco submamario.

Dónde se ubica la prótesis

La prótesis se pone detrás de la glándula mamaria (subglandular) o debajo del músculo pectoral (subpectoral). La elección depende de si la glándula mamaria tiene grosor suficiente como para tapar la prótesis. En caso negativo, se hace por debajo del músculo.

Tiempo que dura la operación de aumento mamario

Como es obvio antes de realizar la cirugía se le pedirá una serie de análisis clínicos que probablemente incluyan además mamografía y ecografía.

La cirugía se lleva a cabo en una sala de operaciones, en una clínica u hospital. La anestesia es general o tópica con sedación, según los casos.

La operación dura entre una y dos horas y la paciente tiene el alta unas horas después o queda internada hasta un día (según los casos y el tipo de anestesia).

Luego de la operación

Usualmente, el post operatorio no tendría que ser muy difícil. Pero sí es esperable encontrarse con mucho cansancio.

A las 24-48 horas podrá hacer una vida casi normal, pero durante los primeros días debe dejar los brazos lo más quietos que se pueda para no hacer esfuerzos en los músculos y facilitar la cicatrización. Por 30 días no hay que levantar peso.

Durante las primeras semanas los controles serán muy seguidos y luego irán siendo menos hasta el alta definitiva. El vendaje será cambiado luego de unos días por un sostén especial.

Ardores y unas pocas molestias también son esperables durante un tiempo.

Peligros y problemas
La operación es muy segura, toda vez que recurra a médicos idóneos que le hagan los controles necesarios pre y post operación.

Sin embargo, como en cualquier operación, podría surgir algún invonveniente. Lo más frecuente es la contractura capsular.

Algunos problemas que podrían surgir, aunque de manera infrecuente si se siguen las prescripciones son: sangrado o acumulación de líquido (por esfuerzos desmedidos en el post operatorio, algunas veces debe quitarse con drenaje), problemas en la curación de la incisión y la cicatrización, implantes notorios (por glándula pequeña, en general un buen médico podrá prever esta situación), muy raramente infecciones.

Respecto de las temidas roturas, aunque infrecuentes, pueden ocurrir en forma espontánea con el tiempo. También por traumas fuertes en tórax o costillas. No obstante, no es indicado el recambio periódico, sino el examen cada tanto de rutina, o si aparece algún síntoma como bultos, disminución de tamaño, deformación, asimetría o sensaciones dolorosas.

¿Quedan sin sensibilidad?

No, los pechos no quedan para nada insensibles en la enorme mayoría de los casos, aunque puede haber transitoriamente algunas alteraciones, debidas al edema por la operación.

¿Se puede dar el pecho?

Por hacerse siempre por debajo de la glándula (sea justo debajo de esta, o debajo del músculo subyacente), el aumento mamario no importa para nada en el amamantamiento.

Mamografías

Los exámenes mamarios pueden y deben hacerse con la regularidad que corresponde a la edad de la paciente. Únicamente tiene que decir que tiene un implante al profesional que le hará el examen (normalmente, es parte del cuestionario de rutina que se realiza).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *